El código: ZARA ZEROU

Seguramente han vivido en el pasado o estado cerca de la escena donde un portero impertérrito, brazos cruzados escalón alto mirada en fuga, niega la entrada a un local de copas por llevar zapatillas deportivas. ZEROU. O tal vez, en un casino-restaurante-club social, con modales más amables pero igualmente implacables, ofrecen por no armar lío-escandalo-incomodidad una corbata para el ingreso a esos templos de unos pocos donde se forjan acuerdos privados sin registro o se apuestan premoniciones. ZEROU. O más infrecuentes pero existentes clubes de “caballeros” donde las “damas” no tienen acceso a bibliotecas con grandes chimeneas para dormitar en sillones orejones tras un “agotador” 18 calles de tees y green, rodeado de pelotudos vestidos de miamenses años 60. ZEROU. Sí, seguramente, o no, probablemente, han sido víctimas o visto cómo en supermercados-aeropuertos se olfatea-detecta-vigila y se separa a quienes son diferentes (quién alguna-varias-muchas veces tiene pinta de cansado-despistado-recién levantado-no duchado). ZEROU. (he de decir que por razones que no vienen al caso, los “malos” no tienen pinta de malos. Les va en el negocio y no aplica ZEROU).

ZEROU ZEROU ZEROU, intuimos que hay muchos más ZEROU de lo que sospechamos y muchas más “razones” de las que creemos para discriminar en la diaria.

Es el caso de emblemática-carismática-ejemplar marca ZARA. De ella como de su matriz INDITEX solo cabe señalar maravillas y llenar páginas de loas a su buen hacer. Señalar o cuestionar comportamientos es de resentidos y en los medios de comunicación no tiene cabida más que con un sonoro silencio. Y lo que no se publica o se ve, no existe. Eso en España, pero fuera…

El 21 de octubre de 2020, la policía de Fortaleza (Estado de Ceará), Brasil, daba un rueda de prensa para informar de la detención del gerente de la tienda de Zara en el shopping de Iguatemi, acusado en virtud del artículo 5 de la Ley de Delitos Raciales por negar el acceso o atender a una persona por su color de piel o tipo de vestimenta (“ropas sencillas”).

El hecho surge de la expulsión de la tienda en septiembre de una persona negra que, para desgracia del gerente, era comisaria de policía. De ahí en más se abrió una investigación donde se detectó que no era un caso aislado y que existía una orientación para los empleados a la hora de identificar personas “que tuviesen estereotipos fuera del patrón de la tienda”. Los clientes negros o con ropas sencillas hacían saltar el CÓDIGO ZARA ZEROU, que era transmitido por el sistema de sonido de la tienda para que los equipos estuviesen en “ESTADO DE ALERTA”. «A partir ese momento la persona no sería tratada más como un cliente y sí como una persona nociva que debería ser seguida de cerca por el personal”, detalló el jefe de policía.

Zara/Inditex en Brasil solo adujo que eran protocolos derivados de la pandemia Covid-19, pero las investigaciones demuestran más una conducta racista y discriminatoria que sanitaria. Se verá cuando se juzgue si es política de empresa en la filial de Brasil o iniciativa del gerente de la tienda (que enfrentaría una pena de 1 a 3 años en caso de condena).

Todo hay que decirlo, preguntadas fuentes locales, no existe el CÓDIGO ZARA ZEROU en España. Es más, aquí las tiendas son “pet friendly”, pero ya se sabe que las personas no somos mascotas. Y sí, el código ZEROU sea en ZARA Brasil o en cualquier otro establecimiento es RACISMO.

Publicado por

carlosdeus

Periodista independiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s