Halladas en Madrid las Meninas robadas en Canido, Ferrol

images

En 2008, Eduardo Hermida se embarca en una idea sentipensante, que dirían en Colombia, para transformar un espacio, que es un barrio, olvidado de la ciudad de Ferrol que supo ser aunque no lo supiesen ver. Canido. Un proyecto, ya realidad, estupendo, digno de una personalidad que siente su entorno, que le duele, que es capaz de imaginarlo desde su prisma de artista. Un espacio que, por suerte, fue y es compartido por muchos y que a la vista de los hechos, robado por otros. Rescato de su dossier lo que él mismo escribe: “En una especie de espontánea socialización del arte a favor de la causa comunitaria del barrio, las Meninas de Canido es un triunfo del talento artístico como vehículo de comunicación y punto de apoyo para la solución de necesidades urbanas.”

Ayer, una amiga común, hablando del poco respeto que se tiene sobre las ideas y propuestas, sobre el intelecto inquieto que se niega a sumirse en una vida funcional por parte de las administraciones locales, me contó de que el Ayuntamiento de Madrid, recogió la propuesta de Canido bajo el título de «Meninas Madrid Gallery», donde 90 esculturas personalizadas por distintos artistas ocupan las calles de la capital. Según leo en el ABC, medio cañero con las acciones del consistorio actual, la iniciativa “nace de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), la organización más representativa del sector Moda y Retail de Madrid, para reforzar la imagen de la ciudad y el turismo de compras.” Y a ella se suma con entusiasmo la alcadesa.

Las casualidades no existen. Hoy en día todo se encuentra por internet. Ya antes, el plagio se realizaba yendo a exposiciones y obras teatrales o montajes escénicos para copiar iniciativas de “estos pobres artistas que solo ven el arte y no su utilización comercial”, dicho por una directora de una empresa francesa de showbusiness. Pero este caso es más hiriente porque lo realizan quienes fueron votados para un cambio en las formas, no solo para lo simbólico. Nadie le pidió permiso a Eduardo Hermida, nadie lo convidó, que por otro lado hubiese sido más efectivo e ilusionante, a participar. Simplemente se fusiló. Y probablemente, en lo legal, nada se pueda hacer. Queda lo moral. Y en eso, todo hay que decirlo, Carmena le escribió un correo de disculpas. Seguramente nada supo, aunque sí la concejalía de turno que autorizó el robo de la idea. Total, quién le puede decir algo desde uno de los barrios más olvidados de los territorios olvidados del noroeste. Tampoco el Ayuntamiento de Ferrol reclamó, aunque sí saca pecho en las ferias de turismo.

La corrupción también es en especies, no solo en plata. El fin, los votos. Y por lo visto, hay algunos, no todos, de los jóvenes políticos que ya son profesionales de la política. ¡Cómo la casta!

Lo que estoy seguro es que Eduardo Hermida seguirá creando proyectos estupendos, maravillosos, llenos de sentido y criterio porque tiene lo que muchos carecen: sensibilidad por su entorno y por las personas. Y eso, no lo dan los votos. Qué disfruten madrileños y visitantes capitalinos de una idea “robada”. Y si quieren, Canido está en Ferrol. Seguro que Eduardo Hermida los recibe con cariño. Tiene ideas propias.

Imagen: Machbel

Anuncios

Publicado por

carlosdeus

Periodista independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s