Argentina &Co

marca+argentina+turismo

¡A la madonna!; los caza talentos están a full contratando ministros, directores generales, secretarios, subsecretarios, gerentes y directores de empresas públicas y demás cargos políticos para el gobierno de Macri, en Argentina. ¡Na mina vida tal vin! ¿Y qué será de los lobistas de antaño, tradicionales intermediarios de lo privado en lo público? ¿Es acaso la última vuelta de ese tornillo sinfín del neoliberalismo global y virtual? Puede ser. Lo que está claro que no debería dejar a nadie indiferente aunque la latitud sea demasiada austral para algunos.

Hasta ahora la creencia de que los cargos políticos de la administración pública eran lo que eran porque los presupuestos no daban para pagar salarios acordes a las supuestas lumbreras que cohabitan en lo privado, era máxima. ¡Cuántos debates! Hasta hay decretos en muchas democracias del orbe sobre incompatibilidades y puertas giratorias. Claro que los suspicaces, que haberlos haylos, hablaban del programado abandono del beneficio de la administración pública como una maniobra para las socorridas privatizaciones. ¡Las privatizaciones qué todo lo curan!

El gobierno de Macri parece ser que tiene plata suficiente no solo para igualar si no superar los salarios de la privada. Nadie deja su puesto de trabajo para ganar menos plata. Y si lo hace, ¡caramba!, deberíamos ir pensando en un nuevo modelo socioeconómico: socio-neoliberalismo. Convengamos que no es el caso ya que los salarios públicos están sujetos a principios de intervención y transparencia de los otros poderes del estado.

¿Entonces, este milagro digno de incluirse en el epilogo de algún texto sagrado? Bueno, primero hay que entender que Argentina, como en muchas otras ocasiones, ha servido de laboratorio de pruebas para aplicarlas en otras partes del mundo. Todas las personas contratadas por los caza talentos destacan porque son los soldados de las Corporaciones globales y criollas. El equilibrio es importante. Su misión ya no es influir, hacer lobby, si no gobernar  bajo el filtro de un gobierno legalmente elegido. Un reto titánico encargado a soldados que como toda tropa, está para ganar o ser quemada. No tienen un valor estratégico.

El reto es conseguir un nuevo modelo de relacionamiento externo e interno. El externo, la relación entre la ciudadanía y el estado, mudará al modelo supermercado.  Lineales de productos y servicios a los que la población puede acceder si tiene recursos. A cambio y para que tengan algunas monedas en el bolsillo, quita de impuestos. El Estado se financia con el margen de beneficios de los mercados. A lo bruto porque la decisión de hacer este organigrama no admite mejoras o perfeccionamiento del actual sistema, simplemente se pone al frente a personas que defienden a ultranza que es mejor compra un auto nuevo que arreglar la ruta. A lo bruto porque los caza talentos no han buscado personas con experiencia en la administración pública; han buscado currículums en Corporaciones. De esto, se escribirá mucho porque no deja de ser un reto, bastante infantil y seguramente doloroso, a mi juicio.

El reto interno, por el contrario, es apasionante. En alguna medida recuerda a la Libia de Gadhafi, la Siria de Assad padre o mismo el Iraq de Hussein de los años 70´. En fin, veamos como todas estas personas dibujan un nuevo mapa geocorporativo de Argentina. Porque volviendo a cuestiones de salarios, las medidas que adopten no pueden ser libre concurrencia y competencia. No está en el ADN de las corporaciones (por supuesto que sí en el discurso, sobre todo cuando no tienen una posición de preponderancia sobre determinados mercados). Para el cliente final poco cambia ya que estas grandes corporaciones, en cada sector, es un conglomerado de marcas que aparenta cierto principio de competencia. ¿Pero entre ellas? Disponer de un mercado de 47 millones de personas, de medidas y normas realizadas ad hoc, libradas de la competencia de otros, sobre todo chinas e indias… ¿Quién no optará por posicionar a sus soldados en la administración sabedor de la cuenta resultados para los accionistas? ¿Y alguien conoce a un accionista preocupado por los medios empleados para obtener rédito a la inversión?

Lo redactado suena a broma de 3 de enero de 2016. Y no lo es. Basta con leer detenidamente el nuevo organigrama de esa nación: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-289451-2016-01-03.html Dicho de otra forma, el organigrama indica que la República Argentina pasa a ser Argentina & Co

Nota final: enlace de los caza talentos que han obrado el reto http://www.egonzehnder.com/

Publicado por

carlosdeus

Periodista independiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s